miércoles, 29 de enero de 2014

LAS REDES SOCIALES, INSTRUMENTO DE LA TRATA SI NO SE TIENE CUIDADO.

Víctima recomienda extremar cuidado en redes sociales

Recomienda tener cuidado con los datos personales que se publican en la web. 
La escritora colombiana Marcela Loaiza quien fue víctima de trata, cuenta su historia

TLAXCALA La escritora colombiana Marcela Loaiza, quien fue víctima de una red internacional de tratantes de personas, recomendó a los jóvenes extremar precauciones al utilizar redes sociales en Internet como Facebook, ya que son una herramienta que utiliza la delincuencia para "enganchar".

Entrevistada durante un encuentro de Organizaciones No Gubernamentales que se desarrolló en Tlaxcala, la escritora dijo que la delincuencia está utilizando la Internet para ubicar y engañar a los jóvenes, por lo que "deben extremar y tener mucho cuidado con los datos que suben a las redes sociales".

Explicó que "soy colombiana y sobreviviente de trata de personas, dirijo una organización que lleva mi nombre y he escrito los libros en los que prevengo sobre la trata de personas, el primero es Atrapada por la Mafia Yakuza, y el segundo Lo que Fui y lo que Soy".

Expuso que su organización realiza labores en diversos países de Latinoamérica y en Estados Unidos, "tenemos apoyo con la embajada americana y el Departamento de Estado para prevenir sobre la trata de personas por medio de la tecnología".

Durante el evento, denominado TechCamp, en el cual participaron diversas agrupaciones civiles mexicanas, y el que tuvo la finalidad de capacitar a estos organismos en el uso de tecnologías informáticas para realizar mejor su trabajo, dijo que los traficantes, "por medio de las redes sociales quieren enganchar".

Sin embargo, "si los tratantes llegaron ahí -al Internet- nosotros podemos contrarrestar, utilizando de una manera muy práctica las redes sociales para prevenir, sensibilizar y generar concienciar" sobre este delito.

"Mi mensaje personal es que tengan mucho cuidado con que información sueltan en las redes sociales, tengan mucho cuidado con el tipo de fotos que bajan y que sobre todo investiguen quién les está haciendo ofertas laborales, de estudio o de amistad".

Asimismo, que investiguen las páginas que ofrecen trabajo o estudios en el extranjero, si es el caso, "que tengan mucho cuidado, ese es mi consejo". 

Respecto al TechCamp dijo que se trata de un evento que busca "ayudar a las organizaciones sobre como por medio de la tecnología pueden avanzar en su trabajo".

La activista dijo que ella fue "enganchada" en Colombia cuando tenía 21 años, "fui secuestrada de Colombia a Japón, viví la explotación sexual por 18 meses".

"Ellos -los tratantes- inicialmente me engancharon porque tenía una situación difícil, era una chica de bajos recursos y de poca educación, me ofrecieron una oportunidad de empleo, me prestaron para pagar gastos ya que tenía una deuda en un hospital porque mi hija estaba enferma". Sin embargo, la deuda inicial de 500 dólares la convirtieron al 47 mil dólares.

Resaltó que después de 18 meses logró escapar de los delincuentes japoneses, que eran miembros de la Mafia Yakuza, "pero en los meses que estuve secuestrada viví la explotación sexual en todas sus modalidades, que es lo más degradante que cualquier ser humano pueda vivir".

Explicó que pudo huir con el apoyo de un cliente y una amiga, "quienes me ayudaron a escapar, fui a la embajada colombiana en Tokio, y ellos me repatriaron a Colombia". 

Loaiza señaló que después de recibir terapia sicológica por tres años, ahora que está recuperada busca compartir su experiencia para prevenir a las y los jóvenes.

"Es ahí donde empieza ya la nueva Marcela, previendo sobre la trata de personas, pues mi objetivo es mostrarles a todas las mujeres, hombres y niños que han vivido ese delito que se puede salir adelante, la manera como yo lo digo es: se puede salir del pantano".

Enfatizó que "sí yo estuve ahí, en ese fango, podemos salir adelante, no es fácil, es una lucha difícil, pero es querer, querer salir de ahí".

"No vivir como víctimas, sufrir como víctimas para que me ayuden, no, podemos a través de nuestra historia prevenir y concientizar a las mujeres del mundo entero", dijo.

Resaltó que la trata de personas se puede prevenir "hablando, denunciando, contar, mostrar todas las modalidades de la explotación como son la mendicidad ajena, la venta de órganos, el matrimonio servil, la explotación laboral y la explotación sexual", detalló.

Sobre todo hacer campañas masivas, "las organizaciones pueden mostrar sin muchos recursos qué es la trata de personas, de una manera clara y explicita para que la gente sepa", refirió la escritora.

Asimismo, dijo que "ser víctima de trata es un tatuaje que se lleva en el alma, nadie lo ve pero está ahí en tu corazón, entonces la mejor manera de ayudar a nuestros hijos es hablando, mostrar este delito y denuncio.

el informador.

lunes, 13 de enero de 2014

Líder de autodefensas, ¿defensor de Michoacán o narcotraficante?


El doctor José Manuel Mireles fue detenido en 1988 por aparentemente traficar mariguana, según una versión periodística de aquel año...
Miguel García Tinoco, corresponsal / Foto: Archivo, Cuartoscuro






MORELIA, 9 de enero.- Durante los últimos meses, José Manuel Mireles Valverde se ha convertido en uno de los personajes más controversiales de los grupos de autodefensa de Buenavista Tomatlán y Tepalcatepec, surgidos el pasado 24 de febrero en la Tierra Caliente de Michoacán.

El principal argumento del doctor Mireles Valverde para encabezar las llamadas guardias comunitarias es abatir a la delincuencia y a quien la origina; apunta como principales actores de la ola de inseguridad, acompañada de extorsiones, secuestros y cobros de piso, al grupo deLos Caballeros Templarios.

De acuerdo con una nota de un diario de circulación estatal, el 10 de noviembre de 1988, el ahora defensor de la población civil de la Tierra Caliente michoacana fue detenido en Tepalcatepec, al formar parte de una banda de traficantes de mariguana.

El texto periodístico, con el cual cuenta Excélsior, describe cómo elementos de la Policía Judicial Federal detectaron y detuvieron a cuatro traficantes, entre quienes se encontraba un médico y su hermano, este último encargado de una farmacia ubicada en Tepalcatepec, Michoacán.

El entonces comandante de la Policía Judicial Federal en la entidad José Luis Arriaga Sierra informó sobre el modus operandi del grupo delictivo, y señaló que los presuntos malhechores contaban con un equipo de radiocomunicación instalado al interior del consultorio del doctor José Manuel Mireles Valverde, quien cada vez que conocía o detectaba la presencia de corporaciones policiacas en la zona, advertía a sus cómplices para que se ocultaran o suspendieran el tráfico de la droga, lo cual propició la evasión de la banda durante varios meses.

Los primeros en ser detenidos por la Policía Judicial Federal fueron los hermanos Sergio y José Manuel Mireles Valverde; en el consultorio médico de este último, los uniformados localizaron diez costales con mariguana ocultos entre bultos de ajonjolí, según la publicación de circulación estatal.

Mireles reconoció ante las autoridades, de acuerdo con la nota publicada a principios de noviembre de 1988, fungir como asesor de los traficantes.

En dicha ocasión dos sembradores más de mariguana, también integrantes de la misma organización delictiva, fueron detenidos en las localidades de Agua Buena, El Manchón y Los Laureles, y se les logró decomisar mil 600 kilos de mariguana lista para ser comercializada.

Fue el pasado 24 de febrero cuando decenas de hombres y mujeres salieron a las calles de Tepalcatepec y Buenavista Tomatlán para hacerse cargo de la seguridad de esas localidades de la Tierra Caliente, con el argumento de estar cansados de ser presas del crimen organizado y la incompetencia de autoridades estatales y municipales ante el incremento de actos delictivos.

dgp