lunes, 8 de noviembre de 2010

Cárteles de México y funcionarios implicados en redes prostitución: Lydia Cacho



La escritora advierte que las mafias se muestran cada vez más agresivas. EFE
                Asegura que las mafias cuentan con protección de altos funcionarios gubernamentales
La periodista mexicana denuncia el crecimiento de esta actividad en manos de las mafias del país

CIUDAD DE MÉXICO (24/JUL/2010).- La mayoría de los cárteles del narcotráfico y una gran cantidad de funcionarios de todos niveles están implicados en las redes de la prostitución organizada y la trata de mujeres en México, dijo la periodista y escritora Lydia Cacho.

"Hay un vínculo entre las mafias dedicadas a la prostitución y la trata de mujeres y la mayoría de los cárteles de la droga, con excepción de algunos como el de "La Familia" ya que dicen que sus códigos 'morales' le impiden operar prostíbulos", afirmó la también defensora de mujeres.

Añadió que muchos de los cárteles mantienen negocios en el norte del país y en el Distrito Federal que son en realidad prostíbulos disfrazados.

En su libro "Las esclavas del Poder, un viaje al corazón de la trata sexual de mujeres y niñas en el mundo" (Grijalbo, 2010) Cacho denuncia el crecimiento de esta actividad que está cada vez más en manos de las mafias organizadas de cada país, que cuentan con protección de altos funcionarios gubernamentales y de personal en controles migratorios.

"Yo encontré evidencias de la mafia japonesa, los Yakuzas, operando en Tijuana, en el norte de México, donde compran niñas mexicanas y se las llevan a Japón", dijo la periodista.

En el libro, Cacho denuncia que 1.4 millones de personas son compradas y vendidas en el mundo, la mayoría para dedicarlas a la prostitución.

Añadió que la mafia rusa opera en México, adonde traslada mujeres de los países de Europa oriental, y se lleva a centroamericanas a Rusia y a otros países, donde son buscadas este tipo de mujeres.

Recordó que un informe de la ONU sobre trata de personas hacia Europa señala que cada año unas 70 mil mujeres y niñas son explotadas en el viejo continente y otras 700 mil en todo el mundo, y que las mafias en Europa ganan entre dos mil  500 y tres mil millones de euros con este negocio.

Cacho también señaló que las autoridades estadounidenses reconocieron que éste es uno de los más graves problemas actuales y se adhirieron a la "Campaña Azul" para combatir la trata de personas.

"La batalla contra el tráfico humano es una responsabilidad compartida que involucra a autoridades policiales locales, estatales, tribales y federales, y organizaciones no gubernamentales y sin fines de lucro, gobiernos de todo el mundo y comunidades en toda la nación", afirmó recientemente la secretaria de Seguridad Nacional de EU, Janet Napolitano.

Cacho explicó que los grupos que comercian con mujeres y niñas recorren las mismas rutas controladas por el narcotráfico desde el sureste mexicano hasta las norteñas Monterrey y Tijuana, se trasladan en aerolíneas comerciales y vuelos chárter y cruzan aeropuertos donde los agentes migratorios, las policías locales y federales les permiten el paso.

La activista explicó que en todos los países hay una gran parte de hombres consumidores de sexo comercial que son la base sobre la que se sostiene la trata de mujeres, los cuales representan el 70 por ciento de este mercado, y quienes pagan entre 10 y 30 dólares por los servicios de las mujeres y niñas.

El 30 por ciento restante lo representa el turismo sexual de diversos países, que está integrado por empresarios, policías y militares de alto nivel que viajan entre estados o entre países para tener sexo con jovencitas.

"Estos turistas sexuales, que provienen principalmente de Estados Unidos, Canadá, España, Rusia, Italia y México, demandan cada vez más a jovencitas vírgenes por diversas razones, entre estas el tema del sida, el gusto o la pasión por menores", indicó la escritora.

Agregó que después del sureste asiático, los países con mayor oferta de sexo comercial son Brasil, que ofrece pornografía infantil y turismo sexual con adolescentes y homosexuales, y en gran medida cada vez más se incluyen Guatemala y México.

En el caso de México citó como paraísos sexuales los balnearios de Cancún y Playa del Carmen, en el Caribe, así como las playas del estado de Guerrero, entre estas Acapulco, además de Baja California, Puerto Vallarta y Veracruz.

Recordó que en dicho país los portales divas.com y zonadivas.com son algunos de los que se utilizaban para atraer jóvenes de otros países y estaban involucrados diversos grupos de traficantes de Europa del Este y Suramérica, junto con funcionarios.

Advirtió de que las mafias se muestran cada vez más agresivas y puso como ejemplo el homicidio en mayo de 2007 de Nemesio Lugo Félix, entonces secretario técnico de la Comisión Interinstitucional para Prevenir la Trata de Personas, quien investigaba la vinculación de los carteles con funcionarios.

Por último, Cacho apuntó que si no se frenan estas mafias, en la próxima década el Gobierno tendrá que declararles la guerra debido al gran poder de corrupción y la esclavitud sexual que alcanzarán, como ocurre actualmente con el narcotráfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario